Es evidente que un grupo de personas debe tener el derecho a la autodeterminación, pero también deben tener leyes que limiten el poder de sus gobernantes y que limiten sus funciones. En el caso de España, estas leyes están recogidas en la constitución española. Por lo tanto, existe controversia entre qué pesa más, el derecho de autodeterminación o la limitación de las funciones del Estado. Del mismo modo que unos catalanes tenemos el derecho a pedir la independencia, también tenemos el derecho exigir a que ningún político nuestro se salte la ley.

¿Qué es la constitución?

Si las normas que debe cumplir un ciudadano están en el Código Civil y Penal, las normas y limitaciones están en la constitución. Si a un político se le permite saltarse la constitución, se le está dando carta blanca para hacer con el poder lo que quiera. Si puede extralimitarse con discursos populistas para unas cosas, no te sorprendas cuando lo haga para otras.

Sí que es cierto que la constitución se ha reformado varias veces por intereses de los políticos, pero de forma legal. Cumpliendo con los mecanismos que la constitución requiere. Si se da carta blanca para modificarla al gusto, dentro de poco perderemos libertades que teníamos a causa de solo habernos separado.  También del mismo modo, se puede modificar si se tiene mayoría política, como en todas las democracias.

¿Qué leyes ha incumplido el gobierno Catalán?

En Cataluña no solo se ha incumplido la Constitución, sino que los políticos se han saltado sus propias leyes catalanas. La ley de transitoriedad se aprobó de forma irregular y a la espalda de otros diputados catalanes, que no tuvieron ni turno de réplica. Además, incumplía numerosas normas del propio Estatut catalán y de la Constitución. Tanto es así que la ley quedó suspendida por el Tribunal Constitucional.

Sin embargo, aunque todo lo que hicieron fuese ilegal, siguieron adelante y convocaron un referéndum. ¿Pero pararon ahí de incumplir leyes y se ciñeron a ssu propia ley de transitoriedad? NO. Dicha ley decía que, de salir que sí en el referéndum, se ejecutaría la Declaración Unilateral de Independencia, cosa que no hicieron.

Por lo tanto, se saltaron la ley española y catalana para aprobar de forma ilegal una ley, que luego se declaró ilegal, para luego saltársela a conveniencia.

¿Qué pasó en el referéndum?

El referéndum se declaró ilegal, así que solo asistieron los partidarios de sí y una minoría ínfima del no. Como se dijo muchísimas veces que el resultado no se usaría para nada ya que es ilegal, la gente se desvinculó y solo votó el 43% del censo. Porcentaje que no refleja a la gente que no quiere la independencia.

Además, no se dieron garantías internacionales de que el resultado y el escrutinio fuese cierto. No había observadores de ambos lados, solo de los que apoyaban el sí y en muy pocos colegios.

Con los cortes de Internet, hubo gente que votó varias veces e incluso periodistas de otras comunidades votaron.

“Pero después de todo esto seremos más libres porque no estaremos en España”

Después de todo esto, nacería un país que como emblema fundacional tendría a los políticos incumpliendo sus propias leyes. No solo eso, sino que estaría hiper-legitimado y se los consideraría unos salvadores, ya que como vemos, todo el mundo justifica sus irregularidades. Por lo tanto, se les permitiría hacer de todo “por nuestro bien”.

Si algo nos ha dejado claro la historia, es que cuanto más legitimado se percibe un gobierno, más poder consigue y más libertades quita. Sin embargo, si la gente rechaza ese poder, se le ata en corto y se le vigila muchísimo más.

¿Y la europea?

Muchos países de la Unión Europea ya han admitido que no apoyarán una secesión unilateral catalana. Lo cual es obvio, ya que muchos de estos países tienen el mismo problema con territorios dentro suyo. Así que no van a darles un precedente.

Se argumenta que muchos países del este se han aceptado después de una DUI, pero ninguno de estos hizo la DUI de un país miembro de la UE, sino que eran escisiones de la URSS después de la caída del muro de Berlín o de Yugoslavia o Checoslovaquia. Además, la admisión a la UE debe ser por unanimidad, incluyendo el voto de España.

Otros ponen de manifiesto que se puede ser miembro de la EFTA, que a su vez tiene un tratado de libre comercio con la UE. Pero para que este tratado se aplique a un país miembro de la EFTA, también se debe aprobar por una unanimidad en la UE. Así que hay estados de la EFTA con acceso al mercado común y otros que no.

También se dice que por tener nacionalidad Española, ya se puede comerciar en la UE por el hecho de que España sigue siendo miembro. Pero eso no es del todo cierto. Si bien puedes comerciar con empresas que hayas montado en España, no podrías hacerlo libremente con empresas catalanas, del mismo modo que si ahora un español se va a vivir fuera de la UE y monta ahí una empresa. Deberá pagar impuestos como todos los demás.

“Pero votar es siempre democrático”

No. Por ejemplo, si varios partidos se sintiesen amenazados por Podemos y decidiesen hacer un referéndum para ilegalizarlo, ¿sería democrático? No, se estaría restringiendo la democracia mediante el voto.

Además, que algo sea democrático no significa que sea legítimo o bueno. El obvio ejemplo es Hitler, que llegó al poder con mecanismos democráticos. Una democracia puede volverse una tiranía si no le ponemos freno. Cualquier atrocidad que salga de las urnas, no la debemos tolerar. Esto no significa que no debamos cumplir la ley, sino que debemos vigilar siempre que los políticos no se excedan y abran la puerta con cosas buenas para traer las malas cuando nos hemos confiado.

Conclusión:

Tenemos derecho a decidir por nosotros mismos pero nuestros políticos no tienen derecho a saltarse la ley (Exactamente igual que nosotros) ni tienen el derecho de ir de mal en peor, porque obviamente un gobierno sin límites o con menos límites, es algo peor.

 

 

 

 

Anuncios