Si queréis seguir soñando con bañaros en las playas del caribe sin llevar armadura completa, os recomiendo dejar de leer. Quedáos con el nombre del gusano Bobbit, que tampoco suena tan mal. Rollo “Bobito el payaso” o alguna mierda así. Pero no. Si esta cuerda tejida en el infierno se parece a un payaso, es a IT, de Stephen King. Porque solo un ser todopoderoso puesto de whisky y coca hasta las cejas es capaz de imaginar un bicho como este.

El Eunice aphroditois, o gusano Bobbit, es una mezcla entre el gusano mongol de la muerte, los Graboides de Temblores, los insectos de Starship Troopers y un arcoiris -Uno especialmente jodido, como el de Mario Kart-. Este cabrón, que puede medir 3 JODIDOS METROS, es un depredador que se entierra en el fondo oceánico y espera a que algo pase lo bastante cerca como para pillarlo. Lo peor es que EL MUY CABRÓN NO TIENE OJOS, solo receptores para poder percibir sombras encima de su cabeza, y 2? No, son pocas, 3? Échale huevos, 5 antenas desplegadas, y que al ser tocadas hacen saltar al cabrón hacia el pez, pulpo, persona o lo que haya tenido la mala suerte de pisar cerca. Y aunque algo lo parta por la mitad, no pasa nada. La cola desarrollará una nueva cabeza y seguirá con su vida.

Lo divertido? No solo no tiene ojos, si no que TAMPOCO TIENE CEREBRO. ESTE PUTO MONSTRUO OCEÁNICO ES TODO BOCA, ESTÓMAGO Y MALA HOSTIA.

Estos cabrones son muy, muy pequeños al nacer, pero crecen rápido. Pueden colarse en los corales con los que se decoran los acuarios y joder con todo lo que se mueva, de uno en uno. Lo cual como podrás imaginar, es bastante perturbador para el dueño del acuario, ya que contrariamente a la película Buscando a Nemo, los peces no suelen desaparecer porque sí.

Oh, sí. Y casi lo olvido. Su cabeza es básicamente una JODIDA TIJERA HIDRÁULICA con la que corta por la mitad a cualquier cosa que se acerque, y eso es si tienen suerte. Si no, el Bobbit les pegará una buena dosis de narcóticos antes de arrastrarlos a su alegre mazmorra del arcoiris, donde los entierra y se alimenta de ellos lentamente.

Y no es que sea remilgado con la comida. Si el pez luna era un completo inútil, el Bobbit es, como mi exnovia, una máquina diseñada para tragarse cualquier cosa, Un inofensivo pececillo? Comida. Un pulpo? Comida. Un jodido pez león? Comida, hijo de puta!

Tengamos algo claro. El pez león no es algo con lo que jodas voluntariamente. Por algo es uno de los camuflajes favoritos del pulpo mimo, porque hay que tenerlos MUY BIEN PUESTOS para echarle huevos a un pez venenoso como el pez león. Repasemos, sus principales depredadores son los tiburones, los meros y los peces escorpión. Sabéis qué mas pueden matar los tiburones y los peces escorpión? PERSONAS. Así de jodido es este animal, pero al Bobbit le da igual lo que sea, Lo cogerá y lo arrastrará a su mazmorra sexual submarina.

No, ahora en serio, ni siquiera sabemos bien cómo se reproducen. Pero todo indica a que, al igual que otros Polychaeta (la familia animal a la que pertenece, y de la cual es, con diferencia, el cabrón más feo y maleducado de todos. Por desgracia, no existe Hermano mayor bajo el agua), es capaz de modificar su cola para crear una especie de organismo secundario (gracias a dios, sin boca) que manda a la superficie, para tomar parte en una GRAN ORGÍA GUSANIL mientras él se queda en su guarida, a salvo, picoteando pez león como un señor.

“Vaya, las criaturas de nuestro Señor son sin duda increíbles!” Claro que sí. Sobretodo si tu señor tiene pies de cabra y un tenedor sobredimensionado, porque ningún dios Benévolo sería capaz de crear semejante monstruo. No me creéis? Mirad el video al final del post y decidid.

Ahora imaginaos una playa del caribe, bonita, verdad? Ahora imaginadla a rebosar de gusanos en un frenesí sexual, lanzando huevos y esperma en todas direcciones, con el fondo lleno de bocas listas para arrancarte un dedo. Bonita, ¿verdad?

https://youtu.be/K_7ByiYbCYM?t=1m30s

(Texto original)