“—A vos este sistema te conviene porque sos hombre, y este es un sistema machista.
—¿En qué me conviene?
—Bueno, podés andar en tetas mientras las mujeres no.
—Buen punto, pero… el que me hayan enlistado obligatoriamente al servicio militar, no me conviene.
—Eso también es machismo, porque te obligan a comportarte como macho.
—¿Y cuando a las mujeres no les conviene? ¿Cuando las obligan a parir?
—Eso también es machismo, porque las obligan a comportarse como hembras.
—¿Y cuando les conviene? ¿Cuando las dejan subir primeras al colectivo?
—También machismo porque fuck what I just said.

Si conviene a los varones: Machismo.
Si perjudica a los varones: Machismo.
Si conviene a las mujeres: Machismo.
Si perjudica a las mujeres: Machismo.

Inicialmente, el sistema machista convenía a los varones. Después los perjudica. Después perjudica a las mujeres. Después las beneficia.

¿No encuentran ningún patrón ahí?

Mueven el arco todo el tiempo. Hacen hipótesis ad hoc, de manera que el machismo es infalsable, lo cual lo convierte en anticientífico. Y como producto, cambian la definición constantentemente (es decir que cometen falacias del equívoco por doquier).

La parte feminista que admite la existencia del hembrismo, ¿dónde lo encuentra? Porque parece que da igual a quién perjudique o a quién beneficie, siempre es machismo.”
En resumen, existe el sexismo, no el machismo.”

(Link al original)