“Pero no nacimos para ser oposición sino para gobernar ‘aunque eso suponga surfear contradicciones’” (Pablo Iglesias)

Demócratas hasta que ganan otros.
Socialistas hasta que la redistribución es hacia otros (Inmigrantes, banqueros, políticos, pobres que no son ellos…)
Progresistas hasta que los nuevos trabajos sustituyen a los suyos.
– Defensores de la libertad de expresión hasta que se expresan otros (HazteOir).
Censuradores hasta que les censuran a ellos (Carrero Blanco).
Anti-consumistas hasta que dicen que hay que aumentar la demanda agregada.
Ecologistas hasta que hay que luchar contra la pobreza energética y bajar el precio de la electricidad.
Feministas hasta que dan discriminación positiva a las mujeres.
Pro-LGTB hasta que les dices que te identificas como un helicóptero Apache.
Anti-violencia contra la mujer hasta que pegan a una mujer de derechas (Hogar Social Madrid).
Anti-monopolios hasta que el estado hace monopolios (Taxis, Farmacias, estibadores…)
Anti-franquistas hasta que defienden los monopolios públicos, Seguridad Social, negociación colectiva, convenios, baja laboral, alquileres de renta antigua…
Anti-imperialistas hasta que dicen que son internacionalistas.
Pro-Islam hasta… Pues no, eso no lo cambian. Aunque sea una cultura increíblemente machista, xenófoba, religiosa y con intención de matarles siguen defendiéndolo.